Medir la presión arterial con frecuencia es esencial para los pacientes que sufren de hipertensión, tener conocimiento de cuál es la mejor aplicación para medir la presión arterial puede ayudar mucho en este sentido.

Anúncios

La Encuesta Nacional de Salud realizada por el IBGE en 2019 determinó que el país tiene aproximadamente 38,1 millones de personas que sufren de la enfermedad de la hipertensión arterial. Los casos de la enfermedad están creciendo cada vez

más en el país desde 2013 y, según el estudio, la aparición de la hipertensión aumenta debido al avance de la edad de la población.

En los mayores de 75 años, por ejemplo, se registran casos de hipertensión arterial en el 62,1% de la población. Estas referencias son preocupantes y señalan la necesidad de asistencia sanitaria, seguimiento e información de calidad para que estas personas puedan acceder al control total de la enfermedad.

Una forma práctica y sencilla de medir la presión arterial es utilizar aplicaciones dirigidas al ámbito sanitario. Así, la

Anúncios

tecnología está cada vez más presente en la rutina de la población y es, sin duda, una forma de aumentar la práctica y

hacer el seguimiento de la hipertensión más simple, dinámico y funcional.

¿Qué son las aplicaciones de salud?

Las aplicaciones de salud son las que se utilizan para ayudar al autocuidado y al registro de datos sanitarios. Tiene varios

tipos de aplicaciones con muchas funciones, que pueden variar según el enfoque de los creadores o el enfoque principal

Anúncios

de los usuarios.

Entre las aplicaciones más populares están:

  •  Control de los medicamentos;
  • Vacunas;
  • Ciclo menstrual y período fértil;
  • Dieta e ingesta de nutrientes
  • Agua potable
  • Control de la ansiedad
  • Entrenamiento y ejercicios físicos
  • Acuerdos y planes de salud.

¿Cuáles son los beneficios de las aplicaciones de salud?

El número de usuarios de aplicaciones de salud ha ido aumentando cada vez más. Y es que, con la tecnología actual, se convierten en grandes colaboradores en las medidas de prevención y atención sanitaria. Estas aplicaciones tienen varias funciones y aportan varias ventajas que justifican su uso en la vida cotidiana.

Vea los principales beneficios:

  1. Proximidad: la tecnología hace que la distancia entre las personas disminuya. Con el uso de las apps no es diferente: las personas pueden consultar con los médicos, emitir exámenes y recibir informes, además de tener acceso a información segura y fiable, todo ello de forma segura.
  2. Almacenamiento de información: una de las principales funciones que existe en la mayoría de las aplicaciones es la alternativa de almacenar registros. De este modo, es posible controlar la salud de una manera más práctica, lo que incluso anima a los pacientes a preocuparse más por la calidad de vida y el bienestar.
  3. Facilidad: la facilidad de uso y las numerosas funcionalidades de las aplicaciones son otros aspectos destacados. En las aplicaciones, el lenguaje es más fácil, menos técnico, y esto acaba siendo una gran ventaja para los usuarios. Esto se debe a que las aplicaciones están desarrolladas con conceptos de UX (Experiencia de Usuario), un área responsable de hacer la tecnología más amigable y accesible para todos.

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es la presión que ejerce la sangre en el interior de las arterias a su paso. Esta fuerza está definida por los latidos del corazón, el órgano encargado de bombear la sangre por todo nuestro cuerpo.

Es posible medir la presión arterial que, cuando presenta valores alterados, puede dar lugar a problemas como la hipertensión. Por lo tanto, la presión arterial se compone de dos números:

Presión sistólica: que es la presión de cuando la sangre es bombeada;
Presión diastólica: la presión cuando el corazón se relaja entre latidos.

Los valores se miden en milímetros de mercurio. Se considera adecuado 120/80 mmHg o, popularmente, 12 por 8. Los valores pueden variar según la edad, por ejemplo. Además, las personas que padecen enfermedades renales o diabetes deben preocuparse por mantener la presión por debajo de 130/80 mmHg. Cuando el valor alcanza los 140/90mmHg, ya se considera hipertenso.

¿Cómo se mide la presión arterial?

Controlar el valor de la presión es esencial, tanto para los que tienen problemas de presión arterial como para los que no tienen ningún cambio. En la atención prenatal, por ejemplo, las mujeres embarazadas suelen controlar su presión arterial.

¿Cuál es el mejor método para medir la presión arterial? Existen dos dispositivos principales para medir la presión arterial: el esfigmomanómetro mecánico y el esfigmomanómetro digital. Ambos tienen la misma función, el primero hace la medición manual, mientras que el segundo hace la medición digital, dejando que el usuario mida su presión arterial solo.

Para medir de forma correcta, sin correr el riesgo de provocar ningún cambio, algunos consejos pueden ser esenciales:

  • Si es posible, tómese la tensión por la mañana y, a ser posible, en ayunas;
  • Si necesita orinar, hágalo antes de la medición;
  • No levante demasiado peso ni realice un esfuerzo físico excesivo. Si lo hace, espere al menos cinco minutos antes de medir;
  • No se debe fumar ni beber alcohol en los treinta minutos anteriores a la medición;
  • No cruces las piernas para no influir en el retraso venoso, obligando al corazón a trabajar más y a subir la presión;
  • Evite hablar mientras se toma la tensión arterial.

A continuación, consulte algunos consejos para la medición con el esfigmomanómetro mecánico:

  • Coloque el manguito del dispositivo a unos 3 cm por encima del pliegue de su brazo;
  • Encuentre el pulso y coloque la “cabeza” del estetoscopio sobre el lugar;
  • Mantenga la válvula cerrada y coloque el estetoscopio en su oído;
  • Infle el manguito hasta 180 mmHg, abriendo la válvula lentamente;
  • Observa las manos e interpreta los sonidos: el más fuerte es la presión máxima y el último es el mínimo.

Aplicaciones para medir la presión arterial: ¿cuál es la mejor?

El uso de teléfonos móviles para controlar su salud es cada vez más frecuente. Incluso hay aplicaciones que ayudan a

medir la presión arterial. A través de componentes fotoeléctricos, por ejemplo, es posible que las aplicaciones reconozcan

el ritmo cardíaco y midan la presión arterial de la persona.

En la mayoría de las aplicaciones, la información se almacena de forma muy sencilla. En cualquier caso, es posible

analizar y controlar de forma mucho más sencilla.

Hay muchas opciones de aplicaciones, tanto para teléfonos móviles con sistema operativo Android como iOS. Algunas aplicaciones utilizan la conexión con relojes inteligentes, que pueden medir la presión y emitir señales de

electrocardiograma. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) autoriza y garantiza la eficacia de estas aplicaciones.

A utilização de telemóveis para monitorizar a sua saúde está a tornar-se cada vez mais comum. Há até aplicações que ajudam a medir a tensão arterial. Através de componentes fotoeléctricos, por exemplo, é possível que as aplicações reconheçam o ritmo cardíaco e meçam a pressão arterial da pessoa.

Na maioria das aplicações, a informação é armazenada de uma forma muito simples. Em qualquer caso, é possível analisar e monitorizar de uma forma muito mais simples.

Existem muitas opções de aplicação, tanto para telemóveis com sistemas operativos Android como iOS. Algumas aplicações utilizam a ligação com relógios inteligentes, que podem medir a pressão e emitir sinais de electrocardiograma. A Agência Nacional de Vigilância Sanitária (Anvisa) autoriza e garante a eficácia destas aplicações.